EFEValència

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha asegurado hoy, en referencia a supuestos casos de corrupción de menores en centros de internamiento, que "en Monteolivete el peligro estaba fuera y nos pudimos proteger con la Policía, pero en Segorbe estaba dentro y trasladamos a los menores".

Oltra ha realizado estas declaraciones en la sesión de control al Consell, en respuesta a una pregunta formulada por la diputada del PP María José Català.

Esta diputada ha reprochado a Oltra que "lleve una semana intentando esconder que sabía de casos de prostitución de menores en Monteolivete, un centro público, y que la Fiscalía ya le había advertido de que había que sacar a esos niños de ahí".

Por su parte, la vicepresidenta ha asegurado: "no sé si tienen ustedes problemas de sordera, ayer ya dije que había habido casos de corrupción de menores y que eso precipitó la decisión de trasladar a los niños".

"En Monteolivete ustedes tenían a 80 niños, hoy hay 38 y a finales de junio no habrá ninguno. Ya dije que había habido una detención en esa red de corrupción y que se había responsabilizado del asunto la unidad adscrita de la Policía Nacional", ha agregado.

"Yo ayer ya informé de eso. La diferencia es que en Monteolivete el peligro estaba fuera y nos hemos podido proteger con la Policía, pero en Segorbe el peligro estaba dentro y hubo que trasladar a los menores", ha concluido.

Oltra reprochó ayer en Les Corts al PP que, pese a tener informes de 2010 y 2014 sobre los supuestos abusos de un educador del centro de Segorbe, "no hicieran nada y se pusieran del lado de la dirección".

Además, afirmó que quizá la "actividad del PP" en este caso es porque "Francisco, el presunto agresor sexual, compartía grupo municipal" en Segorbe.

Posteriormente, en los pasillos de Les Corts, Oltra ha afirmado que a su Conselleria "no ha llegado ninguna petición de reunión por parte de la dirección del centro de Segorbe", y ha estimado que sus responsables "están en su derecho de denunciar si creen que se les ha vulnerado algún derecho".

"Yo no opiné, di datos contrastados con informes y documentos. Planteé unos hechos. Si que se sepan estos hechos puede molestar a la dirección del centro lo entiendo, pero los hechos no atacan nunca a la honorabilidad. Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio, como dice Serrat", ha concluido.