EFEValència

El Bioparc de Valencia ha registrado el nacimiento de un chimpancé de la subespecie Pan troglodytes verus, un macho que se llamará Coco y que el equipo del programa internacional de conservación recibió "con gran alegría" ya que la subespecie se encuentra en peligro de extinción.

En un comunicado, Bioparc ha informado de que este animal, cuya especie habita en las zonas que recrean las selvas africanas, nació en julio y recibió un nombre cargado de "significado" porque Coco era el nombre del macho reproductor del grupo de chimpancés del zoo de Viveros que posteriormente se trasladó a Bioparc en 2008.

Aunque no existe relación parental entre la cría y el macho de Viveros, desde Bioparc Valencia han apostado por escribir "una historia de futuro" que continúe a la del primer Coco, que como muchos animales, comenzó en un circo y terminó en un zoo, el de Viveros.

El nacimiento de esta cría se enmarca en el programa de preservación de la subespecie amenazada "como esperanza de supervivencia" de la misma, en un entorno que recrea la naturaleza, la armonía y la convivencia con miembros de su grupo.

Según Bioparc, Coco es hoy un "icono de compromiso" con la preservación de la biodiversidad del planeta y del bienestar animal, no solo de las especies en riesgo de extinción sino de todos aquellos animales con los que la sociedad convive y a los que "no siempre tratamos como deberíamos".

Este grupo de chimpancés está formado por un macho de 30 años, Moreno, y cinco hembras: las tres hermanas procedentes de Bioparc Fuengirola -Eva, de 23 años; Natalia, de 15; y Noelia, de 11- y otras dos, Malin, de 28 años, y Py, de 15 años, que llegaron de Boras Djurpark (Suecia).