EFEValència

El centro cultural Bombas Gens de València acoge hasta el 13 de octubre una ambiciosa exposición del artista riojano Nicolás Ortigosa en la que interpreta la Divina Comedia de Dante a través de casi un centenar de dibujos y grabados que han sido su particular viaje pictórico durante dieciséis años.

La Fundació per Amor a l'Art que dirige el citado centro cultural ha presentado este jueves los detalles de "Nicolás Ortigosa. Obras 2002-2018", la primera gran exposición del artista nacido en Logroño en 1983 en la que ha utilizado diferentes técnicas pictóricas.

"Creo que Dante narra una historia que está viviendo o que conoce muy de cerca", ha explicado el artista a los medios sobre el viaje a los infiernos que narra la obra del poeta italiano para añadir: "Me pareció una historia muy humana que tiene como objetivo la esperanza".

Ortigosa comenzó esta serie la primera vez que leyó la obra en la universidad: "Encontré un lenguaje muy visual y comencé a dibujarla de una manera inocente".

Por ello, a lo largo de los 89 cuadros que componen la serie pueden verse diferentes formas de tratar y plasmar la obra de Alighieri, y "con el paso del tiempo" intentó buscarle "un lenguaje nuevo".

La obra de Ortigosa, que se caracteriza por el carácter expresivo de sus trazos, está dividida como la obra de Alighieri en tres partes: Infierno, Purgatorio y Paraíso.

"Es una obra apasionada y arriesgada en la que el artista desata su pasión", ha expresado la vicepresidenta de la Fundación, Susana Lloret, que junto al artista han agradecido al director del Área de Arte de FPAA y comisario junto a Nuria Enguita, Vicent Todolí, que no apueste por lo convencional y apoye a jóvenes artistas.

Todolí ha explicado que la primera vez que fue al estudio le sorprendió tanto la forma de trabajar del artista riojano, la libertad y personalidad de sus obras, que compró la colección sobre la Divina Comedia, además de la selección Cuadros Tapados (2002-2018).

Respecto a esta colección, que se exhibe por primera vez, el artista tomó la decisión de cubrir de pintura negra toda la colección de un total de 115 cuadros, de la que solamente se ha comprado una parte.

Además, el Conservatorio Superior de Música de València pondrá banda sonora a la exposición para que los visitantes viajen junto a Ortigosa y Dante desde el Infierno hasta el Paraíso, pasando por el Purgatorio, por sus diferentes cantos.