EFEValència

La instalación plástica y sonora 'No me hizo Brossa', de la compañía Cabosanroque, inaugura la programación escénica del festival 10 Sentidos y podrá visitarse desde este martes y hasta el 16 de mayo en el Teatre Principal de València, primera sede de la programación de esta décima edición.

Este encuentro con las artes vivas, que este año lleva por lema "Fronteras", inundará durante el mes de mayo la ciudad de València con diferentes propuestas de todas las disciplinas, y en esta primera semana de programación ofrece también la plataforma virtual 'Fronteras en movimiento', que reúne a diez festivales de danza e instituciones de todo el mundo en un escenario virtual y puede verse desde la web del Festival.

Asimismo, el 8 de mayo 'The Dreamers', de Raquel Morón, visibilizará la situación de los menores no acompañados que llegan a nuestro país en el Estudio Taiat Dansa; y el 9 de mayo en Rambleta, en colaboración con Graners de Creació, tendrá lugar 'Antes todo esto era campo', de David Orrico y Colectivo Nerval.

Por lo que respecta a la instalación que inaugura la programación escénica, "No me hizo Brossa", acercará a los visitantes a la prosa más desconocida y primeriza del poeta Joan Brossa, mediante un montaje cuya carga recae en la potencia sonora con la que interpreta los paisajes dentro de la prosa y el sonido de la palabra propio de la poesía escénica de los años cuarenta.

Obra de Cabosanroque, el dúo artístico formado por Laia Torrents y Roger Aixut, esta pieza ha circulado por diferentes espacios de exhibición, como el Museo de Arte Contemporáneo de Glasgow o los Teatros del Canal en Madrid, pero según apunta su cocreadora "esta vez, en el Teatro Principal, será la primera en ocupar el escenario de un teatro a la italiana".

Torrents ha señalado que para Cabosanroque "es todo un honor y un placer" instalar en este espacio una obra de ellos "totalmente fronteriza", ya que el público "entra dentro de la obra y queda inmerso en esta experiencia", según un comunicado del festival.

El público que asista a este montaje escénico entrará en una instalación dominada por la acumulación de objetos en movimiento que mutan, guiados por el sonido de la música, en paisajes mágicos, míticos, de guerra o en bosques nebulosos.

La directora artística del festival, Meritxell Barberá, ha destacado que en 10 Sentidos están de celebración, porque "no es fácil que un festival de estas características se mantenga diez años".

"Fuimos referente cuando empezamos con nuestra apuesta por aunar cultura y compromiso social, que después otros han tomado como inspiración para poner en marcha proyectos similares en otros lugares de España. Y somos referente ahora como cita de las artes vivas", ha declarado.

La directora técnica, Inma García, ha afirmado siempre han tenido el objetivo de "llegar a más y más sitios, que la cultura se expanda lo máximo posible", y ha recordado que empezaron en el Centre del Carme y desde entonces han ido incorporando sedes en València, colaborando con el máximo número de instituciones.

"Hay pocos espacios en esta ciudad donde no hayamos estado y los que faltan los pelearemos. Este año, por ejemplo, tenemos programación por primera vez en La Granja", ha explicado.

El director general del Institut Valencià de Cultura, Abel Guarinos, ha expresado en la presentación de la programación su apoyo al festival "por su carácter interdisciplinar, ecléctico y transversal entre las artes", aunque sus inicios fueran en el seno de la danza contemporánea.