EFEValència

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha recordado que son las direcciones de las residencias las responsables de que en estas instalaciones "no entre gente indebida", y las que tendrán que responder por estas acciones, así como hacerse cargo de la sanción correspondiente, en caso de que la haya.

Oltra se ha referido así, al ser preguntada por las investigaciones abiertas por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, de la que es titular, después de que en las últimas semanas se haya conocido que algunos cargos públicos se han vacunado de forma irregular en residencias.

Ha señalado que desde esta Conselleria no se valorará si estas personas se han vacunado o no, pues es algo que corresponde a Sanidad, pero sí se investigará si se ha incumplido la normativa sobre la entrada y salida de las residencias.

"La residencias de persona mayores y de personas con diversidad funcional son una especie de 'Fort Knox', donde no puede entrar ni salir nadie, a no ser que sea trabajador o trabajadora de plantilla o visitantes familiares con la cita y organización previa con todas las medias de seguridad", ha asegurado Oltra.

Ha destacado que estos espacios son lugares "muy vulnerables", en los que cuando entra el virus, se produce "mucha letalidad, mucho dolor y muchas pérdidas".

En este sentido, ha destacado que la inspección está trabajando sobre ese tema, y ha advertido de que se investigará cada uno de los casos y se tratara por igual a todo el que haya entrado indebidamente en una residencia.

Ha recordado que la responsabilidad de que "no entre gente indebida en las residencias es de las direcciones de los centros", por lo que son las residencias las que tendrán que "responder ante eso" y asumir la sanción correspondiente, en caso de que la haya, "por haber dejado entrar a una persona que no debe entrar". EFE