EFEValència

La localidad valenciana de Ontinyent recupera poco a poco la normalidad a raíz de la borrasca Gloria tras la crecida del río Clariano, que finalmente no se ha desbordado, y las veintiséis personas desalojadas este lunes por precaución podrán regresar paulatinamente a sus casas en el barrio de la Canterería.

Fuentes municipales han informado a EFE de que ocho de los vecinos desalojados pasaron la noche en domicilios de familiares y otros dieciocho en el albergue municipal, donde se les facilitó todo tipo de ayudas para poder pernoctar en las mejores condiciones posibles.

Los centros educativos de la localidad han funcionado hoy con normalidad, tras haber suspendido ayer las clases.