EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado que los valencianos han tenido "un comportamiento muy responsable" en general durante el primer fin de semana sin toque de queda, y ha dicho que los actos violentos protagonizados por unos pocos no representan a la sociedad y tendrán su castigo.

En una rueda de prensa previa a un almuerzo con la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Puig ha censurado la actuación "absolutamente irresponsable y violenta" de algunas personas este fin de semana, que han provocado daños en algunos locales.

Ha asegurado que más allá de la existencia de toque de queda o no, esa es "una actitud censurable, que va a tener su correspondiente castigo y sanción desde el punto de vista judicial", además del "reproche de la sociedad".

"No se puede actuar de manera violenta en ningún caso ni romper las normas de convivencia", ha manifestado el president, quien ha afirmado que esa actitud "no va empañar en absoluto" el comportamiento "muy mayoritario" de los jóvenes valencianos, que han mantenido durante toda la pandemia "una actitud enormemente responsable".

De este fin de semana, ha destacado que "en general, ha habido un comportamiento muy responsable, como siempre, de la ciudadanía valenciana", y ha pedido "no satanizar ni estigamtizar" a la juventud por la actitud "impresentable e indigna" de unos cuantos.

"Los que hicieron actos de violencia no se merecen representar la imagen de la sociedad valenciana porque no lo son", ha asegurado.