EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha afirmado este jueves que "todo lo prudentes" que se sea en estos momentos frente al coronavirus servirá para que a principios de septiembre se puedan celebrar unas Fallas, que ya "está claro" que no van a ser "normales".

Puig ha señalado tras la reunión de la Interdepartamental de la Generalitat en la que se ha analizado la situación de la pandemia que todavía se está "muy lejos" de la fecha de celebración de esa fiesta, sobre la que el Ayuntamiento de València y la Conselleria de Sanidad están teniendo "reuniones permanentes".

En esos encuentros se verá cómo "ajustar al máximo cuál es la parte de celebración que se puede hacer", ha destacado el president, quien ha resaltado que no se puede "correr más" ni "anticipar nada" hasta que vayan pasando los días y mejore la situación, sobre todo vinculada al aumento de la vacunación.

Puig ha indicado que, en principio, lo que sí parece que se hará efectivo será la cremà de los monumentos falleros, pero ha insistido en que hay que ver cómo se llega a esa situación y ha reiterado la necesidad de "máxima prudencia".