EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado este jueves que la Comunitat Valenciana "tendrá garantizado" el suficiente número de respiradores "en el peor de los momentos", bien sea mediante la compra a terceros países como China, Alemania o Finlandia, bien mediante su fabricación en industrias regionales reconvertidas.

En el transcurso de una rueda de prensa telemática en el Palau de la Generalitat, tras reunirse con dirigentes sindicales, Puig ha insistido en que "tratamos de conseguir todo el material sanitario que la Comunitat necesita por tierra, mar y aire, con todas las posibilidades que tenemos" y ha subrayado que no tiene constancia de que el Gobierno central haya bloqueado o retrasado ninguna compra.

"En cualquier caso, la salud está por encima de cualquier otra consideración", ha apostillado.

"Los problemas de suministro no sólo atañen a España, sino a todo el mundo. Todos intentamos comprar donde hay, que es básicamente en China, y tenemos pedidos confirmados -de respiradores- que esperemos que lleguen la semana que viene", ha expuesto.

Por otra parte, el president se ha referido a "otras iniciativas de carácter local" para producir respiradores mediante la reconversión parcial de algunas industrias tecnológicas con sede en la Comunitat.

A preguntas de los periodistas, Puig se ha referido a firmas como Marie Claire, que se ha ofrecido para fabricar material sanitario y está a la espera de las correspondientes autorizaciones, o a institutos tecnológicos valencianos que, junto a Power Electronics, Celéstica y otras firmas están trabajando en la fabricación de respiradores, unos aparatos que, según Puig, "requieren una certificación más compleja".

Preguntado por si la Comunitat está en disposición de ceder respiradores a otras regiones, Puig ha subrayado el carácter solidario de la comunidad valenciana, si bien ha insistido en la necesidad de "garantizar" los suficientes y ha añadido que "ojalá" sea posible después atender a otras regiones.

Asimismo, ha confirmado que todos los respiradores y las camas de UCI ubicadas en centros sanitarios privados "están participando en este combate común" y que la Generalitat trabaja en habilitar 1.200 nuevas camas, que estarán disponibles en las próximas semanas.

Sobre el retraso en el envío de material sanitario por parte del Gobierno central, Puig ha explicado que "todos necesitamos más suministros y se los exigimos al Gobierno, pero sabemos de la dificultad, hay más demanda que oferta", si bien ha destacado la necesidad de disponer, cuanto antes, de test de detección del COVID-19.

"Son necesarios esos test para garantizar que todo el mundo recibe la mejor atención terapéutica y para acabar con la angustia de muchas personas", ha agregado.

"No puedo decir nada más que estamos buscando -esos test- en el mercado chino especialmente, pero buscamos indicadores de calidad, que no causen problemas, como ha sucedido en otros sitios", ha apuntado Puig, quien ha explicado que la Comunitat Valenciana no ha comprado test "hasta este momento".

"En cuanto consigamos esa garantía de que funcionan, se comprarán", ha apuntado Puig, quien cree que incluso podrían llegar la semana próxima.

Según ha detallado, la próxima semana se espera la llegada a la Comunitat de un avión con material sanitario cuyo contenido será "compartido" con otras regiones, y la siguiente de un nuevo cargamento aéreo que "aterrizará en València si todo va bien" con material "exclusivamente" para la Comunitat.

Preguntado por el coste del material adquirido en terceros países, de las posibles comisiones, y si se ha podido incurrir en la compra de productos encarecidos por la sobredemanda, Puig se ha comprometido a informar en detalle "cuando acabe esta operación".