EFEValència

Las playas de El Puig y Massamagrell, en la provincia de Valencia, cerradas el pasado martes por la presencia de bacterias fecales, han sido reabiertas este jueves al baño tras confirmarse que la calidad del agua es buena, aunque se mantiene cerrada desde ayer miércoles la de La Pobla de Farnals a la espera de los resultados de unas pruebas.

Fuentes de la Conselleria de Emergencia Climática y Transición Ecológica han informado a EFE de que en el caso de las dos playas de El Puig y la de Massamagrell ya se han restablecido los niveles normales tanto de la bacteria E.Coli como de los Enterococos.

En el caso de La Pobla de Farnals (Valencia), hay que esperar a mañana para conocer el resultado de la prueba de los Enterococos, también una bacteria fecal.