EFEValència

La Red de Varamientos ha recuperado 113 huevos de una tortuga marina que ha desovado esta madrugada en una playa de Castelló, de los que 32 se han depositado en incubadoras de la Fundación Odeanogràfic y el resto en una playa protegida del parque natural de la Albufera.

Unos bañistas han encontrado los huevos y han avisado a la Policía Local, que ha llamado al teléfono de Emergencias y se ha puesto en marcha la Red de Varamientos, compuesta por la Conselleria de Medio Ambiente, la Universitat de València y la Fundación Oceanogràfic, según ha informado esta última entidad.

Especialistas en tortugas marinas de la Unidad de Zoología Marina del Instituto Cavanilles se desplazaron al lugar pero la hembra ya había vuelto al mar, de modo que se procedió al rescate de los huevos para asegurar su desarrollo.

Por ello 32 huevos han sido desplazados por veterinarios de la Fundación Oceanográfic a las instalaciones del centro donde han sido depositados, como ya se hizo en 2016, en las incubadoras del centro con todas las garantías de temperatura y ambiente adecuados.

El resto del nido se ha trasladado por miembros de la universidad y técnicos de Medio Ambiente hasta una playa en una zona protegida del parque natural de la Albufera con el fin de que no sufra ninguna alteración el proceso ni el contacto de curiosos o paseantes accidentales.

El año pasado se conocieron hasta tres intentos por tortugas diferentes en playas valencianas, gracias a los avisos de ciudadanos al 112, pero no concluyeron con la puesta.

Esta puesta completa es la quinta que se registra en la Comunitat Valenciana en doscientos años.

La Fundación Oceanogràfic impulsa este verano en colaboración con la Cruz Roja una campaña de sensibilización llamada "Tortugas en el Mediterráneo", en la que colaboran cerca de 40 municipios costeros valencianos, Balearas y Murcia, para concienciar a los bañistas de que una llamada al 112 puede salvar nidos, crías y tortugas.

En la actualidad, existe una estrategia a nivel nacional para la protección de estos eventos extraordinarios debido a la alta vulnerabilidad de las hembras, los nidos y la crías.