EFEAlicante

Torrevieja ha registrado en la tarde del sábado un episodio de 'reventón seco', un fenómeno meteorológico poco habitual que se traduce en fuertes rachas de viento durante un breve periodo de tiempo como consecuencia de precipitación de lluvia que se evapora antes de llegar al suelo.

Esta situación se ha producido a partir de las 16.30 horas en una jornada prácticamente veraniega al sur de la Comunitat Valenciana, con valores generalizados en torno a los 30 grados centígrados.

El 'reventón seco' (dry burst en inglés) ha sido detectado a causa de unas nubes situadas a 4.500 metros de altitud, según ha publicado en su web la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en la Comunitat Valenciana, en cuyos radar se observa el desplazamiento de esta banda de nubes de sur a norte, desde la Región de Murcia, penetrando por la comarca alicantina de la Vega Baja a las 16.30 horas.

Eran nubes de base muy alta que finalmente conforme han avanzado por la provincia de Alicante se han ido disipando.

El fenómeno ha causado rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora en Torrevieja, que han derribado alguna palmera, y una caída de menos de 3 grados centígrados y una ligera variación de la humedad relativa del aire en torno al 10 por ciento, según los datos difundidos por el Proyecto Mastral, un portal torrevejense especializado en climatología.

AEMET ha informado de que había un estrato de atmósfera inestable entre los 4.000 y 8.000 metros de altura que ha generado esta nubosidad con, incluso, algún rayo en la zona.

Consultado por Efe, el director del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante (UA) y presidente de la Asociación de Geógrafos Españoles (AGE), el catedrático Jorge Olcina, ha explicado que los reventones secos son una especie de "expansiones de energía de nubes formadas por calor".

Se producen de manera "infrecuente" y este de Torrevieja se ha originado "por el calor acumulado desde ayer y, sobre todo, de hoy".

"Necesitan un poquito de inestabilidad en las capas altas y hoy la atmósfera no termina de estar del todo tranquila puesto que hay un poco de aire frío en las capas altas", ha señalado.