EFETorrevieja (Alicante)

El grupo Ribera ha asegurado que deja en manos de la Generalitat el Departamento de Salud de Torrevieja con un hospital que se ha convertido en "referente internacional" y ha lamentado no poder seguir 5 años más, periodo en el que iba a invertir 40 millones de euros en diversas actuaciones, entre ellas un nuevo centro de salud en Orihuela Costa.

Así lo ha asegurado en rueda de prensa el gerente del Departamento de Salud de Torrevieja y director de Operaciones de Ribera, José David Zafrilla, a un día de culminar el proceso de reversión de todo el área de salud a la Conselleria de Sanidad por una decisión que ve "unilateral" y "por ideología" en la que ha dado "igual lo bien o mal que se haya hecho" durante los 15 años que ha durado la concesión.

Esto es así, ha enfatizado Zafrilla, porque la Conselleria no ha fundamentado la reversión en datos económicos o asistenciales y tampoco ha tenido en cuenta que a Ribera le hubiera gustado "poder continuar" dentro de la concesión que incluía la posibilidad de añadir 5 años a los iniciales 15 años que ahora se agotan.

Ha sostenido que Ribera entrega al Gobierno valenciano el Departamento y "el mejor hospital en las mejores condiciones" a partir de los propios indicadores que utiliza la Conselleria de Sanidad, por ejemplo una demora quirúrgica de 43 días cuando la media autonómica es de 120.

Ha informado de que Ribera había elaborado un plan estratégico para los próximos 5 años dotado con 39,2 millones de euros para el hospital de Torrevieja y el Departamento de Salud, que atiende a 180.000 personas que residen en el triángulo que forman el Pilar de la Horadada, Rojales y Guardamar del Segura.

En ese plan se preveía la construcción de un nuevo centro de salud en Orihuela Costa y la mejora y ampliación de otras infraestructuras sanitarias con 23,4 millones de euros, así como dirigir 5 millones a equipamiento de alta tecnología, 4 a la renovación, innovación y mantenimiento de tecnología (Big data), más de 735.000 euros a un convenio muy ventajoso para conciliar la vida personal y profesional y también 1 millón a acciones sociales.

Zafrilla ha explicado que el Departamento cuenta con 1.409 profesionales, con cerca del 70 por ciento mujeres (954), de los cuales aproximadamente un centenar dejará el hospital o sus centros de salud por la reversión, mientras que el resto serán subrogados.

En los últimos 15 años el grupo ha invertido 116,7 millones de euros, una cifra muy superior a los 80 comprometidos en la concesión, a los que se tenían pensado sumar los 39,2 en el próximo lustro.

El dinero invertido ha permitido que el hospital y los centros de salud de esta parte de la Vega Baja hayan recibido medio centenar de reconocimientos, incluidas tres certificaciones de la prestigiosa 'Joint Commission International'.

Zafrilla ha ofrecido algunos datos de estos tres últimos lustros, como que se han efectuado 231.963 intervenciones quirúrgicas, 6,1 millones de consultas en el hospital, 18,5 millones de atención primaria, 3,1 millones de pruebas radiológicas y que la estancia media de hospitalización ha sido de 4,82 días, con 18.767 nacimientos.

Ha mencionado también la gestión durante la pandemia de la covid-19 y ha asegurado que la atención ha sido "modélica" pese a la difícil fisonomía de los pacientes, con numerosos residentes de otros países, y ha afirmado que el hospital de Torrevieja ha sido una "referencia" dentro del Sistema Nacional de Salud por una protección "personalizada" a usuarios y trabajadores frente al virus.

De la transición a la Consellería, ha indicado que por parte de Ribera ha sido "intachable" ya que se han cumplido escrupulosamente las normas incluidas en los protocolos de reversión y que se han satisfecho los requerimientos adicionales.

De las palabras de la consellera de Sanidad, Ana Barceló, sobre una posible obstrucción al proceso por parte de Ribera y las críticas de algunos sectores sobre que se ha desmantelado el sector sanitario por parte del grupo, Zafrilla ha replicado que los directivos de Ribera se sienten "decepcionados" con esas manifestaciones y ha insistido en que se rigen por garantizar la calidad asistencial.

Sobre la 'entrega de llaves' prevista para mañana, ha sostenido que "no va a haber ningún problema" y espera ser citado por la Conselleria para el acto formal, que cree que se producirá a las 00.01 del día 16.