EFEValència

El alcalde de València, Joan Ribó, ha expuesto a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que una mayor aportación hídrica del río Júcar a la Albufera para garantizar la cantidad y calidad de su agua "es fundamental para la supervivencia del parque natural".

Ribó ha mantenido este martes una reunión telefónica con la ministra y vicepresidenta cuarta del Gobierno y ambos se han comprometido a mantener un encuentro presencia en septiembre para analizar la situación de la Albufera y buscar soluciones que eviten la pérdida de arena de las playas del Sur de València, un proyecto del ejecutivo central, todavía no ejecutado.

Según un comunicado del consistorio, Ribó también ha esbozado las líneas generales del proyecto "Llit nou, riu nou" de renaturalización del nuevo cauce del río Túria y ha valorado el interés de Ribera por estos tres asuntos "fundamentales de la agenda verde del Ayuntamiento para el presente y para los próximos años".

El alcalde ha puesto de manifiesto la amenaza que sufre la Albufera por la carencia de aportaciones hídricas durante los meses en que no hay cultivos de arroz y le ha explicado a la ministra que tienen "la necesidad imperiosa de una solución definitiva a la cuestión hídrica" del parque natural.

"La solución en ningún caso puede pasar por la reducción de las asignaciones a los agricultores que con su trabajo mantienen viva la Albufera sino que hay que encontrarla en la regulación de la actual sobreexplotación del Júcar, y el aumento de las aportaciones de agua de calidad del río en el lago de una manera definitiva, sostenible y a largo plazo", ha sostenido.

Ribó, además, ha apostado por otras soluciones complementarias, como acometer una "reforma legislativa para que sea viable el uso de las aguas depuradas para usos agrícolas, de forma que se podría liberar agua del Júcar para el mantenimiento de los espacios naturales".

Además le ha advertido de la problemática de las playas del sr de la ciudad: "Perdemos playa y dunas como efecto de los temporales, cada vez más frecuentes; una situación que se agrava por el efecto barrera del puerto".

"Hay que implementar ya el proyecto de aportación de arena del Departamento de Costas del Gobierno de España, una iniciativa de regeneración de las playas de València de 28 millones de euros, que debe hacer frente a unas cifras de espanto: en solo 10 kilómetros de playa analizados, en el Sur de València, se ha perdido medio millón de metros cúbicos de arena entre 2015 y 2020", ha apuntado.

Ribó ha valorado la "sensibilidad" de Ribera hacia la sostenibilidad y la ecología y ha asegurado que quiere invitarla a conocer de cerca el proyecto "Llit nou, riu nou" de renaturalización del nuevo cauce del río Túria.

Este proyecto, ha recordado, "combina el uso de drenaje ante eventuales avenidas de agua para el que fue creado el cauce nuevo del Túria, con unos usos ciudadanos de este espacio, que contemple zonas verdes, deportivas y de conexión medioambiental entre el Parque Natural del Túria y la Albufera".

Joan Ribó ha defendido el Plan Verde y de la Biodiversidad de València que ha impulsado el Ayuntamiento y el mismo alcalde de la mano del vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, como un referente en todo el Estado por el objetivo de frenar el impacto del cambio climático sobre el entorno urbano.