EFEValència

La Conselleria de Sanidad ya tiene declaradas 373.473 dosis de vacuna antigripal dos semanas después del inicio de la campaña de vacunación frente al virus de la gripe en la Comunitat Valenciana, lo que supone un 23 % más respecto al año anterior.

Según un comunicado de la Generalitat, en la provincia de Valencia se han registrado 185.796 dosis, en Alicante 144.547 y en Castellón 43.130, y, además, la mayor parte de las dosis, un 55 %, se han administrado a personas son enfermedades crónicas cardiovasculares o respiratorias.

Por grupos de edad, el 68,95 % son mayores de 64 años (257.500), el 29,22 % tienen entre 15 y 64 años (109.125) y solo el 1,83 % son menores de 14 años (6.848).

Para esta temporada, la Conselleria de Sanidad ha adquirido 801.000 dosis de vacunas, que se comenzaron a distribuir de forma gradual entre los departamentos de salud el pasado 21 de octubre y hasta el pasado domingo, se habían distribuido ya más de 786.000 en los 1.800 puntos de vacunación de las tres provincias.

Según los datos recogidos por el Sistema de Información Vacunal (SIV), en solo 15 días, ya se han declarado, por tanto, el 46,6 % de las vacunas previstas en esta campaña, que concluirá el próximo 31 de enero.

De las dosis declaradas en estas dos primeras semanas de campaña, se desprende que la cobertura entre el personal sanitario ya ha alcanzado el 30,69 %, mientras que la cobertura en mayores de 64 años es del 26,66 % en toda la Comunitat.

En el mismo comunicado, han destacado que para esta temporada el objetivo es alcanzar o superar una cobertura de vacunación del 65 % entre las personas de 64 años o más, del 60 % entre el personal sanitario y del 55 % en embarazadas.

A lo largo de la temporada pasada, únicamente el 6,6 % de los casos de gripe registrados fueron personas vacunadas, lo que evidencia la efectividad de la vacuna antigripal.

Por ello, Sanidad ha insistido en la importancia de que todos los grupos en riesgo acudan a su centro de salud a solicitar la vacuna, el mejor método de prevención frente a la enfermedad, y han decidido prolongar la campaña hasta finales de enero porque "incluso en esas fechas las personas que no hayan entrado en contacto con el virus pueden beneficiarse de la vacunación".