EFEValència

El sindicato SATSE calcula que las enfermeras realizan entre 1.000 y 1.500 horas extra al día, el equivalente a unas 300 enfermeras, para acelerar la vacunación de la covid, después de que la Conselleria de Sanidad "bloquee la contratación de las inscritas en la bolsa de trabajo".

Los Departamentos de Salud han recurrido al programa de módulos voluntarios de refuerzo 2021 para mantener el ritmo de vacunación ante la imposibilidad de contratar enfermeras a través de la bolsa, según asegura el sindicato de enfermería en un comunicado.

Denuncia que la Conselleria de Sanidad "ha bloqueado" la contratación de las enfermeras inscritas en la bolsa con el objetivo de tenerlas disponibles a partir del 1 de julio de cara a las sustituciones estivales.

El programa de módulos voluntarios de refuerzo se puso en marcha hace unos meses para posibilitar que las enfermeras de los centros de salud y de los hospitales "doblaran" turnos cuando no hubiera enfermeras disponibles en la bolsa de trabajo, algo que venía sucediendo desde el principio de la pandemia.

Pero el 1 de junio la bolsa de la Conselleria volvió a contar con enfermeras disponibles después de que Sanidad no renovara el contrato a 1.103 profesionales de las 3.506 que mantenía contratadas desde marzo de 2020.

Según el sindicato, la Conselleria ha mantenido la normativa de la bolsa, cambiando la situación administrativa de las enfermeras de "disponible" a "no disponible", lo que impide que sean contratadas por los Departamentos de Salud antes del 1 de julio.

SATSE considera que Sanidad debería haber optado por continuar con los contratos para reforzar la vacunación en junio y cubrir las vacaciones del personal de julio a septiembre.

Ha asegurado que la Conselleria no dispondrá de suficientes enfermeras para cubrir las vacaciones aunque sume la bolsa y las que terminan este mes sus estudios de grado de Enfermería, por lo que le insta a buscar ya una solución al problema, que podría ser usar módulos voluntarios de refuerzo.

Según añade, las enfermeras asumen el trabajo de las que están de permiso, y propone que los módulos de Atención Especializada se utilicen también para cubrir los días y las posibles vacaciones.