EFECastelló

Miembros del grupo naturalista Grup d’Estudi i Protecció dels Rapinyaires – Ecologistes en Acció (GER-EA) ha constatado en mayo de 2022 que una pareja de aguilucho lagunero occidental (Circus aeroginosus) ha criado por primera vez en el espacio protegido de la Marjal de Nules-Burriana.

Según han informado fuentes de la entidad, desde el mes de marzo, están siguiendo una pareja que realizaba un comportamiento territorial, defendiendo el territorio ante la presencia de otras rapaces, con vuelos acrobáticos, aportes de presas del macho a la hembra, entradas y salidas del matorral, etc., lo que les alertó de una posible reproducción que posteriormente ha sido confirmada.

La importancia de este hecho radica en que es la primera pareja de esta rapaz que cría fuera del Parque Natural Prat de Cabanes-Torreblanca, constituyendo el Pou de Nules un enclave estratégico para que otras parejas lo hagan en esta misma zona o en zonas cercanas como la Marjal de la Llosa-Almenara.

El año pasado, durante el seguimiento de la zona por miembros del GER-EA, ya hubo un posible intento de cría aunque fracaso, pero durante todo el invierno se observaron varios ejemplares de aguilucho lagunero (machos, hembras y jóvenes) continuamente en este enclave del Pou de Nules, alimentándose de roedores y paseriformes, lo que nos dio esperanzas de una posible reproducción que ahora se hace realidad.

Esta pareja de laguneros esta constituida por un macho inmaduro y una hembra adulta, lo que hace "aún más importante y singular esta nidificación", han señalado.

La importancia del hecho no solo radica en ser una pareja nueva y un nuevo enclave de cría en la Comunitat Valenciana, donde solo hay 33 parejas reproductoras, sino que se incorpora a las parejas reproductoras de la provincia de Castellón donde solo hay 8 parejas censadas (censo oficial 2021), todas localizadas en el Prat de Cabanes-Torreblanca, donde desapareció a principios de los ochenta del siglo pasado, y volvió a nidificar una pareja en el año 2000.

Después de veinte años, solo han aumentado unas pocas parejas, lo que indica la gran dificultad que tienen esta especie para expandirse y no extinguirse. Sin embargo, es una de la rapaces más abundantes durante los meses invernales en los humedales costeros como la marjal d’Almenara y sobre todo la Albufera de Valencia, cuyos ejemplares provienen de los países europeos.

El GER-EA ha criticado "la falta de interés y el abandono total por parte de la administración, responsable de este importante espacio protegido, permitiendo año tras año la desecación total de la marjal de Nules en la zona del Pou, los vertidos contaminantes de purines y la caza ilegal, afectando tanto a las aves (el GER tiene identificadas 182 especies en este enclave) como a la fauna terrestre (galápago europeo y leproso)".

Así, han añadido, "a pesar de que la administración, el Ayuntamiento de Nules y la Conselleria de Medio Ambiente tengan abandonados y degradados los hábitats de esta zona marítimo-terrestre, las especies de fauna se oponen a desaparecer, intentando poco a poco luchar por su supervivencia, y el ejemplo lo tenemos en esta pareja de aguilucho lagunero del Pou de Nules". EFE

rta