EFEValència

El Sindic de Greuges ha abierto una investigación a Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) por la atención dada a un usuario discapacitado el pasado 1 de agosto en la estación de l'Eliana y ha pedido a esta empresa pública que remita un informe detallado sobre lo sucedido.

Este usuario, a través de Cocemfe Castellón, denunció que se vio abandonado en la estación porque el tramo l'Eliana-Lliria estaba en obras y al autobús que daba servicio a los usuarios le falló la plataforma elevadora.

El Síndic, que se hace eco de lo denunciado por Cocemfe, expone que "la empresa pública no consideró justificada la alternativa del taxi y como resultado, el afectado vio gravemente afectados sus derechos como cliente del servicio, quedando abandonado de noche en el aparcamiento de la citada estación".

Fuentes de FGV consultadas por EFE han reconocido que, efectivamente, este usuario no pudo utilizar el autobús que la empresa había dispuesto porque tenía estropeada la plataforma elevadora, y que fue la mujer del afectado quien le recogió en la estación "antes de que se dispusiese alguna alternativa".

Las mismas fuentes han explicado que al día siguiente, el pasado martes, este mismo usuario tuvo el mismo problema -al estar la línea ferroviaria todavía cortada y no haber solucionado la firma de autobuses el problema con el elevador- y de inmediato se le facilitó un taxi.