EFEValència

Las residencias de mayores afectadas por casos de coronavirus en la Comunitat Valenciana ascienden este martes a 72 (tres más que el día anterior), mientras que los residentes fallecidos en estos centros son 81 (ocho más), y hay 431 internos y 122 trabajadores contagiados.

Así lo ha asegurado en rueda de prensa la consellera de Sanidad, Ana Barceló, quien ha precisado que ya no desglosará las cifras de contagiados ni fallecidos en cada una de las residencias por sensibilidad y atendiendo peticiones que le han hecho llegar.

De las 72 residencias con casos positivos, 7 están en la provincia de Castellón, 19 en la de Alicante y 46 en la de Valencia, mientras que de los 81 fallecimientos, 5 se ha producido en centros de la provincia de Castellón, 50 en la de Alicante y 26 en la de Valencia.

Asimismo, en estos momentos han dado positivo 341 residentes (50 en la provincia de Castellón, 178 en la de Alicante y 203 en la provincia de Valencia), y 122 trabajadores: 14 en la provincia de Castellón, 33 en la de Alicante y 75 en la de Valencia.

Barceló ha señalado que se mantienen bajo vigilancia activa de control sanitario un total de siete residencias: Santa Elena de Torrent, L’Acollida de Valencia, la residencia Savia de Requena, DomusVi de Alcoy, DomusVi Babel (Alicante), San Juan Bautista de Morella y la residencia Santa Gracia de Vila-real.

Preguntada por el protocolo en el que se trabaja junto con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas para poder trasladar a aquellos residentes que han dado positivo, Barceló ha explicado que todavía se avanza en esta cuestión.

Según ha dicho, se está estudiando la situación de todas las residencias y viendo si es posible trasladar a todas la personas enfermas a una residencia, con el fin de instalar en ella un hospital crónico, pero aún no se ha llegado a ninguna conclusión sobre las infraestructuras con las que se puede contar.

La consellera ha reconocido haber recibido quejas de algunas residencias privadas que aseguran tener problemas para contar con personal de Enfermería, debido a que algunas de estas personas están acudiendo a las bolsas de trabajo de Sanidad .

Tras afirmar que se trata de algo que desde la Conselleria no pueden prohibir, ha abogado por que los profesionales se queden donde están prestando servicio en estos momentos, pues, según ha dicho, "ahí es donde los necesitamos".

Según Barceló, las residencias necesitan sus personal propio y es necesario que este personal permanezca en sus puestos y que siga colaborando y trabajando en estos centros. EFE

ca/cbr

(foto)