EFEAlicante

Decenas de ciudadanos argelinos han protagonizado esta mañana escenas de nerviosismo y tensión horas para tratar de hacerse con un billete para tomar el primer ferry con destino a su país en el puerto de Alicante, un servicio que se reanuda hoy desde que se cerrara la frontera en marzo de 2020 por la pandemia sanitaria de la covid-19.

Fuentes policiales y de la Autoridad Portuaria han informado a Efe de que ha habido momentos con los ánimos por parte de los ciudadanos argelinos delante de la terminal marítima del ferry a Orán (Argelia) pero sin incidentes significativos, ni cargas policiales ni detenciones.

Tras más de un año y medio sin servicio, el ferry Alicante-Orán está previsto que reanude hoy la línea desde la terminal de poniente del puerto, con un primer barco que en un principio iba a partir a las 19 horas pero que finalmente lo hará a partir de las 20.

Parte del pasaje ha comprado los billetes pero otras muchas decenas de personas no han podido hacerlo vía online porque se cerró la página, por lo que llevan varios días esperando en las inmediaciones de la terminal portuaria en sus coches con la esperanza de que en el último momento salgan nuevas plazas para entrar, como solía ocurrir habitualmente.

A las 8.30 horas estaba previsto que atracara en el muelle el primer barco que se dirigirá a Orán para zarpar a las 19 horas, pero el buque no ha llegado hasta las 10.30 y este retraso ha provocado que a primera hora un centenar de personas que se agolpaba en un acceso con dos vigilantes de seguridad se saltaran la barrera a la carrera para colocarse junto a las puertas del edificio de la terminal.

El segundo momento de tensión ha sucedido cuando, un tiempo después, se ha requerido a las personas que esperan que hagan una única fila para que haya un orden al adquirir los billetes.

En el lugar hay un equipo de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional, que no ha tenido que intervenir.