EFEValència

El primer viceministro de Educación y Ciencia de Ucrania, Andrii Vitrenko, ha asegurado este viernes que es un "desafío" garantizar la sostenibilidad del sistema educativo en Ucrania, que se ha visto "muy afectado" por la invasión rusa, y la prioridad es la seguridad de docentes y estudiantes.

"Muchas de nuestras instituciones escolares han sido bombardeadas y cerradas" y aunque desde marzo han intentado reanudar el proceso educativo "nuestra prioridad es la seguridad de los docentes y estudiantes", ha dicho Vitrenko durante una videollamada en el marco de la duodécima Cumbre Internacional de la Profesión Docente que se celebra en Valencia.

A su juicio, "es crítico reanudar el aprendizaje para todos los niños de Ucrania en la escuela primaria y secundaria y también es importante formar a los profesores para que usen las herramientas tecnológicas. Necesitamos invertir para el desarrollo profesional y estratégico de los docentes".

Según ha explicado, muchos estudiantes han tenido que abandonar sus hogares "y por eso tenemos que darles cobijo dentro de las escuelas", hasta donde han desplazado algunos educadores para que puedan enseñar.

Tras señalar que "muchos estudiantes han podido reanudar sus estudios y algunas instituciones han podido reanudar su ocupación gracias al esfuerzo de los docentes", ha indicado que otro de sus desafíos es poder pagar los salarios de los docentes, algo que no han podido hacer en todas las unidades escolares.

Para ello, ha dicho, han tenido que trabajar en colaboración con los ministerios de Educación y Ciencia, del Tesoro y de Finanzas, y también gracias a Unicef y al Banco Mundial han podido tener ingresos para pagar a los docentes.

También ha explicado que muchos docentes del Dombás han sido desplazados a otras zonas y no tienen las posibilidades técnicas de seguir impartiendo docencia, por lo que trabajan para proporcionarles recursos que les permitan volver a impartir el aprendizaje.

Asimismo ha señalado que la Formación Profesional "ha tenido que enfrentarse a muchos desafíos para impartir cursos con el componente práctico de su formación", y ha destacado la importancia de formar a los docentes para poder proporcionar apoyo psicológico a los niños.

"Muchas gracias por prestarnos atención y por su compromiso de apoyarnos y apoyar a los niños ucranianos, cada esfuerzo suyo es importante para nosotros", ha dicho durante su intervención en la Cumbre, en la que los países participantes le han garantizado su apoyo.

Por su parte, Kateryna Maliuta-Osaulova, secretaria internacional del sindicato de trabajadores de la Educación y la Ciencia de Ucrania, quien también ha participado por videollamada, ha destacado que la educación es "un componente integral de la sociedad, que da algo de esperanza a nuestra población" y "debe estar en la primera línea de la recuperación de nuestro país".

"Los maestros han demostrado resiliencia para trabajar en condiciones terribles, han llegado a impartir sus clases por teléfono", ha dicho para añadir que su país "sufre una dura agresión a diario, la vida de las personas está constantemente en peligro y las víctimas mortales aumentan día a día".

Según ha dicho, "por culpa de la agresión armada, los niños se han transformado en víctimas. Es una destrucción masiva de nuestra nación" y ha subrayado que muchos docentes han tenido que abandonar sus hogares desde la invasión.

También ha hecho hincapié en que la estabilidad económica de los ciudadanos es también un "factor clave" para el "futuro de nuestra nación".

En las últimas semanas, ha dicho, hay una tendencia por parte de mujeres y niños de volver al país "y tenemos que ofrecer docencia a esos niños", pero a aquellos menores refugiados en otros países se les debe dar la oportunidad de seguir educándose y progresando en su nivel académico.

"Desde la invasión de Ucrania la educación ha sufrido mucho y es solo gracias a la colaboración de sindicatos y gobierno que podremos progresar y recuperar lo perdido", ha afirmado. EFE

ct/im