EFECastellón

Un contenedor de basura de la avenida Jaume I de Burriana ha amanecido customizado como un joyero de color rosa para fomentar la empatía con las desigualdades en un proyecto del que se sabe que se llama "Contenedor o contenido" pero cuyos autores no han trascendido.

Se trata de una intervención artística urbana que ha despertado el interés y la curiosidad de los vecinos que han pasado por la citada avenida, en el cruce con el camí L'Axiamo, y que al levanta su tapa, han encontrado un espejo que les devuelve su propia imagen.

Según un comunicado de "masculturacs", la intervención urbana tiene una "gran carga social", con un "envoltorio atractivo que oculta una realidad dura y complicad".

De momento ningún artista ha reclamado su autoría y lo único que ha trascendido es que el proyecto se llama "Contenedor o contenido" y que es "una reflexión contra la desigualdad sin firma", según las mismas fuentes.

Han explicado que "ante la realidad que resulta de acostumbrarnos a que algunas personas tengan que buscar alimentos entre los desperdicios de los otros, la obra nos devuelve nuestro reflejo entre la basura".