EFEValencia

El Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE) ha desarrollado una tecnología basada en un sistema que detecta y monitoriza bioaerosoles de SARS-CoV-2 y cuyo método ya ha sido probado con éxito en habitaciones de pacientes y zonas comunes del hospital La Fe de València.

Según han explicado este jueves desde ITENE, de las 34 muestras tomadas en el hospital La Fe, se detectó un 32 % de casos positivos en el aire, en un proyecto cuyo objetivo es el desarrollo de soluciones tecnológicas que permitan detectar la presencia del SARS-CoV-2 y otros patógenos de relevancia en el aire de espacios cerrados, como centros sanitarios.

Así, han destacado que estos espacios, aunque también en los sistemas de transporte público o ambientes industriales, es "donde siempre se acumula un gran número de personas y aumenta el riesgo de contagio".

El proyecto, llamado I+D ViriSens y respaldado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) a través de los fondos FEDER, tuvo una fase inicial del proyecto durante el mes de octubre, donde esta tecnología fue optimizada gracias a la cooperación del hospital IMED Valencia, en cuyas instalaciones pudieron hacerse ensayos preliminares que validaron el potencial de este sistema.

El jefe del proyecto ViriSens y experto en diseño funcional de nanomateriales y biosensores, Pedro Javier Rodríguez, ha asegurado que este dispositivo "sintetiza nuestras capacidades para aportar soluciones tecnológicas que dan respuesta a los retos presentes aplicando conocimientos avanzados en monitorización ambiental y biotecnología".

El prototipo que ha fabricado el centro tecnológico capta el aire y procesa partículas de un determinado tamaño, entre las que se encuentran los bioaerosoles de SARS-CoV-2, otros patógenos graves y material particulado, que luego se procesan para poder extraer una muestra válida con la que realizar posteriormente una PCR.

De este modo, esta tecnología permite la alerta temprana y el control de cualquier riesgo biológico existente para la adopción inmediata de las correspondientes medidas de seguridad ante la presencia del SARS-CoV-2 en espacios interiores.

El equipo, que fue manejado por personal investigador del Instituto de Investigación Sanitario Hospital La Fe, a los que se formó previamente, se ubicó en diferentes zonas de las habitaciones, entre uno y dos metros de distancia y en distintas situaciones.

Por su parte, el equipo del Área de Seguridad, Salud y Monitorización Ambiental de ITENE que ha desarrollado este equipo ha trabajado también en el desarrollo de un nuevo biosensor electroquímico que detecta de forma específica el virus SARS-CoV-2.

Este dispositivo permitirá analizar la presencia del virus en muestras líquidas y obtener resultados en menos de 15 minutos, con una alta sensibilidad y permitirá evitar el transporte de las muestras al laboratorio para su posterior análisis por PCR.