EFEMadrid/València

Un nuevo catálogo sobre terremotos en España detalla los efectos geológicos de los cincuenta mayores sismos ocurridos en España desde el año 4000 a.C. hasta la actualidad, entre ellos el de Torrevieja de 1829 que causó 900 muertes, e incluye algunos no recogidos en los registros oficiales.

La novedad de esta obra es la inclusión de terremotos antiguos y paleoterremotos (paleosismos) que no están incluidos en los catálogos oficiales, según recoge un informe publicado por el Instituto Geológico y Minero de España (IGME).

Este “Catálogo de los efectos geológicos de los terremotos en España”, realizado por la Asociación Española para el Estudio del Cuaternario (AEQUA), ofrece una ficha que da a conocer fotografías y diagramas de los efectos de cada sismo.

Destacan en el informe los dos primeros terremotos registrados en el país, el de la Cueva del Toro de Antequera (Málaga), entre los años 4200 y 3700 antes de Cristo, y el de Tira del Lienzo, en Totana (Murcia), alrededor del año 1550 antes de Cristo, un lugar en el que existía un asentamiento humano de la Edad del Bronce.

También se recoge el sismo de la ciudad romana de Complutum, en Alcalá de Henares (Madrid), en el siglo IV, que provocó la destrucción total de la zona industrial de esta área, e incluso el de Torrevieja (Alicante), acaecido en 1829, que causó casi 900 muertes y destruyó los puentes sobre el río Segura.

Los autores del informe han incidido en la necesidad de incorporar los datos geológicos a los estudios de peligrosidad sísmica, ya que “desafortunadamente, a día de hoy en España, son desestimados por los organismos e instituciones responsables de los mismos”.