EFEValència

Un tornado ha recorrido este martes parte del municipio valenciano de Vilamarxant y aunque no ha causado daños personales, ha provocado "importantes" desperfectos en instalaciones municipales y la caída de árboles, farolas y señales.

El Ayuntamiento ha informado en un comunicado de que el tornado ha hecho que cedieran diferente muros del campo de fútbol municipal Hermano Albiol y ha provocado daños en la cubierta del Trinquet, que en los últimos meses había sido renovado para convertirse en referente autonómico.

Pese a la fuerza del tornado, los desperfectos se han concentrado en una zona muy concreta de la población que ha afectado a los recintos deportivos, aunque también ha provocado la caída de árboles, farolas y señales.

Como consecuencia de este fenómeno meteorológico, el Consistorio ha instado a los padres y familiares que acudan a recoger a sus hijos a los diferentes centros escolares para que se resguarden en sus casas durante el fuerte temporal.

El equipo de gobierno, así como las diferentes brigada, están evaluando los daños provocados y asegurando todas la zonas que han sufrido los efectos del tornado.