EFEValència

"Curves. Ambrosy2", del biólogo valenciano Antonio Sabuco Blaya, es la fotografía ganadora de la tercera edición del Concurso de Fotografía Guille Martí Revillo, creado en memoria de este joven de 19 años que falleció en enero de 2016 cuando practicaba pesca submarina en Cala Ambolo (Xàbia).

El ganador ha explicado que el año pasado estuvo de Erasmus en las islas Azores y que la fotografía la hizo después de dos horas de travesía, cuando se sumergieron y apareció un grupo de mantas "majestuosas, elegantes y curiosas, en pleno viaje, como imponentes aves del océano, planeando a través de la corriente del Golfo".

El segundo premio es para "Entre dos mundos", de Pablo Benedito Botella, una fotografía realizada en la pared de Céüse, en la región francesa de Haute-Alpes, "uno de los lugares más increíbles para escalar" a juicio del autor, quien ha querido plasmar "la gravedad que nos rodea".

El tercer premio ha sido para "Vía Láctea", de Jesús Marín Marín, realizada desde el refugio de Ayous, en el Pirineo francés, donde mirando al cielo el autor vio que "el arco de la Vía Láctea estaba justo encima del Midi d'Ossau, mostrando toda su majestuosidad", y pensó que no podía marcharse de allí "sin plasmar, toda esa belleza, en una fotografía".

Los fotógrafos Bleda y Rosa, Catalina Martín-Chico, Manu San Félix, la surfista Garazi Sánchez y el baloncestista Víctor Claver han formado el jurado de esta edición, cuyo asesor es Pep Benlloch, director del Máster de Fotografía de la Universitat Politècnica de València.

A los premios de carácter económico (1.127 euros, 527 euros y 327 euros para el primer, segundo y tercer premio, respectivamente) se suma un bautismo de buceo que aporta la Federación de Actividades Subacuáticas de la Comunitat Valenciana (FEDAS), así como una escultura realizada por JEXPO, José Expósito, para el ganador.

El certamen fotográfico es una iniciativa de la familia Martí Revillo, que ha destinado a estos premios el dinero cobrado por el seguro de la Federación Española de Actividades Subacuáticas, y que además apoya la formación como vía para la práctica segura del deporte, según fuentes de la organización.