EFEValència

Un pionero centro de formación biomédica, apadrinado por el microbiólogo ilicitano y precursor de la técnica de edición genética CRISPR e impulsado por la Fundación QUAES, ha abierto este lunes sus puertas en València, con el objetivo de convertirse en un centro de referencia en genética, diagnóstico por imagen y medicina nuclear.

La escuela IBQUAES, ubicada en un espacio de unos 500 metros cuadrados, con tres aulas y dos laboratorios, apuesta por poner al servicio de los alumnos la tecnología real y más avanzadas para su futuro ejercicio profesional, gracias a convenios con multinacionales del sector de la tecnología sanitaria y su formación está avalada por instituciones como la Universidad de Alcalá de Henares o la Universitat de València.

Así lo ha explicado durante su inauguración el presidente de la Fundación QUAES, César Nombela, que ha sostenido que contarán con un "equipo único" de profesionales en cada área de los cursos que se impartirán, que la formación será "muy práctica vinculada a necesidad diagnósticas" y cuentan con laboratorios propios "de primer nivel para todo tipo de diagnóstico genético".

Entre los itinerarios de especialización a los que el alumnado podrá acceder están cursos de Especialización de Biopsia Embrionaria, Farmacología, neurogenética o Genética Médica, en materia genética, o de Resonancia Magnética, Técnicas diagnósticas y terapéuticas en Medicina Nuclear y de Ecografía y Ecocardiografía básica, en el campo del diagnóstico por imagen, entre otros.

Mojica ha defendido la necesidad de la formación en un campo como el de la investigación y en el ámbito sanitario en la que se es "autodidacta" y ha valorado que es este tipo de cursos son "fundamentales" especialmente "con la enorme revolución que se está viviendo en el campo de la genética y la medicina molecular" y por las "lagunas" que han en la formación en estos ámbitos.

Nombela ha resaltado que el nuevo instituto cuenta con el respaldo y asesoramiento científico del patronato de la Fundación QUAES, integrado por reconocidos investigadores y especialistas como Javier Benítez, director del Programa de Genética del Cáncer Humano; Justo García Yébenes, Premio Rey Jaime I en 2000; Félix Prieto, Premio de Investigación Princesa Sofia; o José Ferrer, director médico asistencial de Ascires Grupo Biomédico.

El asesor científico de la Fundación Javier Benítez ha incidido en que el nuevo centro se dedicará a la enseñanza en las áreas de la genética y la genómica y la de la imagen en sus distintas facetas, lo que permitirá "la posibilidad de conjugar y aprender" sobre ambos campos "en conjunto".

"El objetivo de este instituto y esta docencia es llegar a ser un centro de referencia, inicialmente a nivel de la Comunitat pero sobre todo, un centro de referencia para los alumnos y un centro de excelencia desde un punto de vista teórico y práctico", ha apuntado y ha resalado el "alto nivel" de los docentes.

Una de las aulas del centro tiene capacidad para 60 personas, otra para 25 y una tercera está especializada para cursos de simulación avanzada con ordenador, de forma que los alumnos estarán ante una resonancia magnética o una máquina de tac con casos de pacientes reales pero trabajando desde una pantalla, según han explicado desde IBQUAES.

Uno de los laboratorios se destina a formar a técnicos de laboratorio que acaban FP para especializarlos en genética y sus técnicas, y el otro simula un laboratorio de fecundación in vitro para que los alumnos aprendan a biopsiar y evitar malograr embriones.

Además de los cursos presenciales, con un máximo de 16 alumnos, el instituto ofrecerá cursos virtuales a través de internet y los destinatarios de los mismos son "todos los de la rama sanitaria, desde técnicos al grado más alto".

En cada curso habrá una media de diez o doce profesores, cada uno especialista en lo que imparte y que además formar, trabaja activamente en esa materia y, aunque Francis Mojica todavía no forma parte del elenco de docentes, colabora con el Instituto y confían que en un futuro pueda impartir algún curso.