EFEValència

Jueces y magistrados de la Comunitat Valenciana han celebrado este mediodía concentraciones de repulsa y condena en las principales sedes judiciales de las tres provincias contra la agresión sufrida por una magistrada de Santa María de Nieva (Segovia) y han pedido más medidas de seguridad para los trabajadores de la administración de Justicia.

Medio centenar de jueces y otros funcionarios de la Administración de Justicia, compañeros de la magistrada atacada ayer en la puerta de su juzgado en la localidad segoviana Santa María la Real de Nieva con un destornillador por un hombre afectado por una sentencia suya, se han concentrado hoy en silencio ante las puertas de la Ciudad de la Justicia en València.

La presidenta del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, Pilar de la Oliva, ha encabezado la concentración junto a compañeros como Fernando Carceller (secretario coordinador provincial de Valencia) o César Calvé (juez decano de València), entre otros. La presidenta de la Audiencia, Esther Rojo, no ha podido asistir por cuestiones de salud.

En su sesión ordinaria, el Pleno del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha tomado una resolución en relación con el mismo asunto, en la que "condena enérgicamente y lamenta la agresión sufrida en el día de ayer por la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Santa María la Real de Nieva (Segovia), deseándole una pronta recuperación".

"Ante hechos de estas características hay que insistir en la necesidad de que se dote a las sedes judiciales de medidas efectivas para garantizar la seguridad de todas las personas que integran la Administración de Justicia", se indica en la resolución.