EFEValència

El Ayuntamiento de València realizará la mayor actuación de dragado de los canales de desagüe de l’Albufera desde su construcción, una operación en la que se invertirán 1,8 millones de euros, según ha explicado el concejal de Devesa-Albufera, Sergi Campillo.

Previamente, se ha realizado una evaluación en profundidad de las actuaciones de dragado necesarias en los canales (o acequias) que desembocan en las Golas del Perelló y del Perellonet (Carrera de la Reina, Carrera de València, Carrerots de Sueca y de Monjoia (en Gola del Perelló) y la Sequiota, Sèquia Nova y Sèquia del Racó de l´Olla (en Gola del Perellonet) para mantener su funcionalidad hidráulica.

El vicealcalde, que ha presentado el proyecto acompañado por el director general de Conservación de l’Albufera y otras áreas naturales del Ayuntamiento, Joan Miquel Benavent, ha recordado el carácter dinámico del lago, en el que entra agua de manera continua y, del mismo modo, desagua en el mar.

Ello se realiza a través de tres salidas, las golas de Pujol, del Perellonet y del Perelló.

La iniciativa consiste, precisamente, en dragar, es decir, extraer sedimentos del fondo del lago en esos puntos para, mediante maquinaria específica, reducir o eliminar la cota sedimentaria en los canales.

“El objetivo es conseguir un perfil de profundidad lo suficientemente adecuado que garantice el desagüe de l’Albufera, que es imprescindible para mantener la buena capacidad de las aguas de los campos de arroz, muy importante en la época de cultivo; también para garantizar los desagües en casos de avenidas de agua y fenómenos de DANA; y en tercer lugar, garantizar la navegación pesquera o de otro tipo”, ha explicado Campillo.

Para ello, se ha realizado un estudio científico elaborado por una empresa especializada en batimetrías (es decir, medición de los perfiles de profundidad) que ha incluido una comparativa de los perfiles de la laguna entre los años 2003 y 2019, de los que se dispone de datos.

En virtud de los resultados, el personal técnico municipal ha analizado distintas opciones de actuación en cada caso, y establecido las actuaciones a realizar en las golas del Perelló y del Perellonet, en un proyecto que aprobará la Junta de Gobierno Local en las próximas semanas.

Tras ello, se redactará el pliego de condiciones para convocar el concurso de ejecución de las actuaciones, y se procederá a la licitación.

Tal como ha explicado Sergi Campillo, se trata de un proyecto “amplio y complejo”, que cuenta con un presupuesto de casi 1,8 millones de euros (IVA incluido), procedentes de fondos propios.

“Es la actuación más importante de dragado de l’Albufera de la que tenemos conocimiento, y la más importante que ha hecho el servicio de Devesa-Albufera con servicios propios en el ámbito del lago". De hecho, tal como ha asegurado Benavent, desde la apertura de la Sequiota, a mediados del siglo XIX, no se ha hecho una actuación de esta importancia.

El plazo de actuación de las obras será de 7 meses aunque, tal como ha matizado Sergi Campillo, “no se podrá trabajar todos los meses del año, puesto que la normativa exige que se respete la época de reproducción de las aves, y hay que recordar que las motas son un punto de nidificación y reproducción de numerosas especies”.

“Por tanto –ha añadido- calculamos un plazo total de dos años”. En ambas golas las condiciones que delimitan la profundidad del dragado son la cota de inicio y final del canal, las cimentaciones de las estructuras existentes (puentes) y la cota inferior de las compuertas.

Complementariamente, el proyecto contempla la reutilización del material dragado para el acondicionamiento de tancats del parque y para el mantenimiento de las motas existentes en el entorno de las golas.

Se prevé poder reutilizar un volumen de 95.869 m3 de material de sedimentación extraído del fondo del lago (siempre y cuando sea apto para su reutilización), de los cuales 5.345 m3 se ha propuesto que se empleen en la restitución de motas de la Gola del Perellonet y el resto en tancats del Parque previo acuerdo con sus propietarios.

Asimismo, se contempla la colocación de una red de coco en los márgenes del talud de las motas lindantes al canal para dar mayor estabilidad al recrecimiento a lo largo del tiempo. Tal como han explicado Campillo y Benavent, la propia Albufera propiciará de manera casi inmediata una colonización vegetal de las motas recrecidas. EFE

jfg