EFEValència

El Ayuntamiento de València ha recogido durante este mes de julio más de 4.500 toneladas de residuos reciclables en los contenedores azules, amarillos verdes y marrones de recogida selectiva.

El concejal de Limpieza del Espacio Público y vicealcalde, Sergi Campillo, ha destacado los "incrementos notables" de reciclaje y ha valorado que la colaboración ciudadana es "esencial para avanzar en sostenibilidad y fomentar la economía circular", ha informado el Consistorio en un comunicado.

"Son datos muy positivos porque demuestran la implicación de los vecinos y vecinas de València en la tarea colectiva que tenemos para avanzar en sostenibilidad y fomentar la economía circular a través del reciclaje de los residuos que generamos", ha explicado Campillo.

El vicealcalde ha recordado que "todo lo que no se recicla acaba en vertederos, que tienen un coste importante tanto desde una vertiente económica como medioambiental, por lo que es importante que València se sitúe como referente en la senda del reciclaje, en particular, y de la lucha contra el cambio climático en general".

Los contenedores azules han recogido el mes pasado más de 1.300 toneladas de papel y cartón, lo que supone un incremento de un 14,6 por ciento respecto al mismo mes del año pasado.

Prácticamente el doble de aumento han registrado los contenedores amarillos, destinados a la recogida selectiva de envases, con un 29 % más de residuos gracias a las más de 991 toneladas recogidas, mientras que en cuanto al vidrio, con más de 1.140 toneladas, la subida ha sido de un 1,6 por ciento respecto al séptimo mes del año pasado.

Por su parte, la implantación del contenedor marrón en la mitad de la ciudad ha permitido llegar hasta las 969 toneladas de residuos orgánicos reciclados.

Todos estos datos, notablemente superiores a los de julio de 2018, han supuesto una reducción de la fracción resto, los residuos que se recogen en el contenedor gris.

En total, la reducción respecto al mismo mes del año pasado ha sido de un 1,57 por ciento, con un total de más de 21.600 toneladas de residuos acumulados en esos contenedores.

Se prevé que, una vez se implemente el contenedor marrón en toda la ciudad, esa reducción será aún más importante, según las mismas fuentes.

Entre los trabajos realizados en lo que llevamos de verano destacan los datos de recogida de muebles y enseres viejos durante el mes de julio, con cifras que se sitúan entre los valores máximos de la serie histórica iniciada en 2012.

En total ha habido 18.753 servicios realizados por el Ayuntamiento de València para recoger objetos abandonados y más de 7.600 a través de las programaciones realizadas gracias a los avisos de la ciudadanía al 010.

Las toneladas recogidas han superado las 1.100, lo que supone un incremento en el entorno del 7 por ciento tanto si se comparan los datos con los de julio del año pasado como si se comparan los primeros siete meses de este año con los de 2018.

Campillo ha explicado que los servicios de recogida de residuos, incluidos los ecoparques móviles y las recogidas diferenciadas y puerta a puerta, tienen un presupuesto total anual de cerca de 32 millones de euros.