EFEValència

El Ayuntamiento de València ha preparado un dispositivo especial para afrontar la situación climatológica adversa que se prevé para las próximas horas, con un total de 460 policía, 60 bomberos y unos 160 técnicos del servicio de Jardinería.

Así lo han dado a conocer este miércoles el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, y el vicealcalde y concejal de Jardinería Sostenible y de Limpieza del Espacio Público, Sergi Campillo, que han coincidido en apuntar que de momento, la ciudad "está tranquila" y "las peores previsiones no se están cumpliendo".

Cano ha realizado estas manifestaciones en un desayuno informativo junto a la concejala del Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía, y responsables de la Policía Local, Bomberos y Protección Civil para dar a conocer este dispositivo ante la alerta naranja prevista por fuertes lluvias, ha informado el consistorio.

"Serán unos 60 bomberos los que estarán en el dispositivo y 460 agentes de policía entre la mañana, la tarde y la noche", ha detallado Cano, quien ha asegurado el operativo incluye además miembros de Protección Civil y Cruz Roja, listos "por si tuvieran que desplegarse en el caso de que se necesite".

No obstante, ha deseado que "no" se llegue a esa situación y ha apuntado que la "ciudad está tranquila y de momento, no ha sucedido nada relevante ni en la ciudad ni en toda la Comunitat Valenciana".

El vicealcalde ha lanzado un "mensaje de tranquilidad a la población" y ha asegurado que el Ayuntamiento tiene "todos los dispositivos preparados para afrontar una situación climatológica adversa como es la DANA y que está provocando lluvias en nuestra ciudad".

"De momento, las peores previsiones no se están cumpliendo. La lluvia está siendo moderada pero aún así tenemos el dispositivo preparado para una situación que puede ser adversa", ha agregado.

Ha informado que el Servicio de Jardinería "ha puesto en alerta a todo el personal de las contratas municipales, unas 160 personas, para solventar cualquier incidencia como posible caída de ramas y árboles durante el día y en colaboración con bomberos para evitar cualquier incidencias sobre personas y bienes".

El edil ha explicado que "siempre, a principios de septiembre, se realiza una limpieza especial de hojas y otro tipo de elementos que puedan estar en los túneles de tráfico de la ciudad para evitar posibles inundaciones".

Campillo, responsable también de Devesa-Albufera, ha informado que se ha dado orden de poner en marcha las bombas de desagüe del lago del parque natural.

"Ante cualquier episodio de gota fría o DANA como en este caso, L'Albufera puede ser una gran receptora de pluviales de agua de barrancos, que además no están en València sino que vienen del interior. Es recomendable mantenerla en un nivel adecuado para poder desaguar en caso de grandes avenidas", ha concluido.