EFEValència

El Ayuntamiento de València, a través de la Concejalía de Servicios Sociales que dirige Isabel Lozano, y en colaboración con Cruz Roja ha partido esta semana ha repartido durante la semana juguetes y lotes de material escolar a 80 menores de familias que viven en asentamientos de la periferia de la ciudad.

Desde el inicio del estado de alarma, el Ayuntamiento de València lleva a cabo una atención más intensiva a la habitual con estas familias más vulnerables, han informado fuentes del consistorio.

Durante este periodo, junto a Cruz Roja, se ha atendido a más de 600 personas en 38 asentamientos chabolistas, a las que se ha facilitado alimentación diaria y kits de higiene y a las que se les ha realizado controles sanitarios básicos.

Estas intervenciones forman parte de un programa de atención planificado con la Concejalía de Servicios Sociales de València, mediante el cual el Consistorio facilita los alimentos y Cruz Roja se encarga de su reparto, siempre escoltada por la Policía Local.

La mayor parte de beneficiarios de este programa vive en grandes núcleos familiares, con niños y menores de edad en buena parte de ellos, y pernocta en infraviviendas de diverso tipo, la inmensa mayoría sin suministro eléctrico ni agua potable.

Además, el Ayuntamiento pidió al Ejército el abastecimiento de agua a granel en los once depósitos de mil litros que ha instalado en estos asentamientos de chabolas, en los que no había posibilidad de acceso a la red pública de abastecimiento de agua potable.