EFEAlicante

La Policía Local de Alicante ha impuesto en los dos últimos días un total de veinticinco denuncias por desobediencia a otras tantas personas no residentes en el mismo domicilio que iban juntas en vehículos sin usar mascarilla.

Según ha informado la Concejalía de Seguridad, los agentes han observado en las últimas semanas que hay ciudadanos que no conviven en el mismo domicilio y que se desplazan juntos en vehículos o motocicletas sin llevar puestas las obligadas mascarillas.

Por esa razón han desplegado controles móviles y aleatorios en diferentes accesos de la ciudad, en los que se ha identificado a 94 personas e interceptado a cerca de un centenar de vehículos.

El edil de Seguridad, José Ramón González, ha explicado que estos dispositivos policiales se prolongarán durante la fase 2 de la desescalada en Alicante para evitar "un repunte de contagios y proteger y garantizar también una movilidad segura de toda la ciudadanía de acuerdo con el plan para la transición a una nueva normalidad del Gobierno".

González ha pedido continuar "extremando las medidas de seguridad en esta fase 2, usar las mascarillas y mantener las distancias para evitar nuevos contagios".