EFEValència

Un hombre ha aceptado una pena de seis meses de prisión por agredir de forma física y verbal a los miembros de la congregación Testigos de Jehová de Torrent (Valencia) entre los meses de mayo y septiembre de 2018 movido por su "animadversión" a sus creencias religiosas.

El juicio por estos hechos se ha celebrado este miércoles en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Valencia, y el acusado ha admitido los hechos a cambio de una rebaja de la pena, que inicialmente la Fiscalía había fijado en dos años por un delito contra los derechos fundamentales y las libertades públicas.

Según el relato de hechos del fiscal, que ha quedado acreditado, el acusado "ejecutó varias agresiones físicas y verbales a los miembros de dicha congregación, a quienes reconocía por vestir acorde a la fe que precicaban, es decir, los hombres con camisa, corbata y pantalón de pinza y las mujeres con blusa y falda larga".

"Todas estas agresiones se produjeron mientras los perjudicados predicaban y daban a conocer su fe entre los transeúntes y vecinos de la localidad", según el relato del Ministerio Público.

Así, el acusado propinó varios empujones con el hombro, patadas o puñetazos a quienes predicaban, y a otros les dijo que se buscaran trabajo, que eso que hacían no servía para nada.

El fiscal indica en su acusación que ninguno de los perjudicados fue asistido por personal facultativo, por lo que se desconoce el alcance de las lesiones que pudieran haber sufrido, aunque "estas reiteradas agresiones provocaron una fuerte sensación de inseguridad y menosprecio entre los miembros de la congregación".