EFEAlicante

La pistola hallada en uno de los registros al detener a los 11 acusados de encubrir durante cinco días la fuga del supuesto asesino machista del día de Navidad en Elche (Alicante) de Yolanda, una joven paraguaya de 25 años, fue la utilizada en el crimen.

Así lo han concluido los informes de balística de la Policía Nacional sobre este arma corta incautada en uno de los registros domiciliarios la jornada en la que se detuvo a 7 mujeres y 4 hombres entre Alicante y Elche acusados de encubrir la huida del joven español de 21 años presunto asesino de Yolanda, cuyo crimen dejó huérfanos un niño de 10 años y una niña de 3.

El presunto asesino fue arrestado el día 30 tras atrincherarse en la vivienda de la abuela de una hija fruto de una relación anterior y de disparar, sin heridos, a la Policía Nacional con una pistola de 9 milímetros y un fusil de asalto AK-47, conocido popularmente como Kalashnikov.

En cuanto a este Kalashnikov, aún se investiga la procedencia pero, según ha podido saber EFE, se descarta que sea un modelo de origen ruso como los que se venden en el mercado negro y que suelen ser usados por terroristas yihadistas y talibanes.

Esto es así porque esos Kalashnikov son del calibre 7.62 mientras que el incautado al presunto asesino machista de Elche es de 5.56, un modelo replicado del original.

En la operación para detener a las 11 personas acusadas de encubrimiento se incautaron, además del arma usada en el asesinato de Yolanda, 44 gramos de heroína, 24 de cocaína y otras cantidades de marihuana. De las once personas arrestadas, dos de las mujeres fueron ingresadas en prisión provisional tras prestar declaración judicial.