EFEValència

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige a la Dirección General de Justicia la instalación de mamparas separadoras de protección en todos los puestos de servicios básicos de la Administración de Justicia en la Comunitat y avisa del riesgo de contagio de COVID-19 para trabajadores y usuarios ante esta falta de medidas de prevención, insuficiente por más que en algunos lugares se hayan usado "films" de plástico.

CSIF explica en un comunicado divulgado este jueves que en la Ciudad de la Justicia de Valencia, en el Registro Civil, en la planta baja, se han visto obligados, como medida de precaución, a instalar en dos puestos de trabajo “palos de madera con un film de plástico de parte a parte”, debido a que Conselleria no ha instalado las mamparas. No obstante, todavía hay personal que trabaja sin ni siquiera esa instalación de plástico.

El sindicato destaca que la petición de mamparas de cristal homologadas ya venía de antes de la crisis sanitaria, como medida de protección, y añade que en la actual situación urge todavía más.

La central sindical lamenta que un mes después del estado de alarma, "se mantengan los films de plástico, que se colocaron como medida totalmente provisional, y que Conselleria todavía no haya instalado las mamparas homologada separadoras”. CSIF urge a la Administración a ubicar esta protección en los partidos judiciales, sobre todo en los lugares de “más afluencia de público y en los que están de servicios esenciales, como Decanato, juzgados de ejecución penal, Registro Civil y oficina de reparto de la Audiencia Provincial”.