EFEAlicante

La Policía Nacional ha detenido en Alicante a una persona y ha desmantelado una plantación de marihuana que ocupaba la totalidad de un edificio abandonado de tres alturas ubicado en la zona norte de la ciudad.

Según ha informado este sábado la Policía, el edificio estaba tapiado para que nadie pudiera acceder al interior debido a su estado ruinoso, si bien los presuntos traficantes habían realizado un hueco en una de las paredes laterales del edificio y habían establecido una plantación de marihuana distribuida por las distintas plantas del inmueble.

La instalación eléctrica, muy especializada para este tipo de plantaciones, estaba "enganchada" de manera fraudulenta a la red eléctrica, y fue el ruido de los aparatos de aire acondicionado, que se encontraban encendidos día y noche, junto al penetrante olor a marihuana, lo que levantó las sospechas del vecindario.

Al parecer, la plantación de marihuana había sido recolectada días antes de la operación policial y quedaban unas 400 plantas en estado de crecimiento y floración.

El detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública es un hombre de 36 años de nacionalidad española, que ya ha sido puesto a disposición del Juzgado de Guardia de Alicante.

Gracias a esta investigación, se han localizado en menos de una semana otras dos plantaciones, en las que se han intervenido más de 600 plantas de marihuana en estado de crecimiento y floración.