EFEAlicante

La Policía Nacional ha desmantelado en Alicante una plantación de marihuana utilizada como almacén y punto de distribución de drogas y ha detenido a tres personas como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico.

En la operación, la Policía ha incautado una importante cantidad de droga, munición y tres pistolas, dos de ella envasadas al vacío y con signos de haber permanecido ocultas bajo tierra, según fuentes policiales.

Con estas detenciones se ha desarticulado un punto negro de abastecimiento de sustancias estupefacientes (speed, anfetaminas, cocaína y marihuana) ubicado en un chalet a las afueras de la ciudad de Alicante.

La investigación, que ha durado varios meses, ha sido desarrollada por agentes del Grupo de Estupefacientes de la UDYCO de la Policía Nacional de Alicante y ha tenido como principal foco de atención una vivienda ubicada en una partida de la ciudad de Alicante.

Esta vivienda, según las fuentes, era utilizada como un punto de almacenamiento de sustancias estupefacientes y armas, así como para el cultivo "indoor" de marihuana.

Durante el dispositivo de vigilancia, el fuerte olor a marihuana que se desprendía de la vivienda y el ruido de una máquina de aire acondicionado de grandes dimensiones hizo sospechar a los agentes la existencia de una plantación de esta sustancia.

Igualmente descubrieron que en una zona escondida de la parcela que ocupaba el chalet, existía una concentración de sustratos de tierra desechados, de los utilizados para el cultivo de plantaciones de marihuana.

También observaron cómo el chalet se encontraba conectado de forma ilegal a la línea general eléctrica.

Los agentes consiguieron identificar a los presuntos responsables de la actividad ilícita, tres personas que utilizaban el chalet como almacén de la droga, que luego presuntamente distribuían entre consumidores finales y otros narcotraficantes.

Una vez identificados los presuntos autores, se desarrolló un dispositivo especial que concluyó con la detención de los tres investigados y el registro de dos viviendas, una de ellas el chalet, y una segunda propiedad del último de los detenidos.

Entre los dos registros domiciliarios, los agentes intervinieron 1.281 dosis de diferentes sustancias (cocaína, speed y éxtasis) y más de un centenar de plantas de marihuana, además de múltiples útiles para el cultivo y la venta de sustancias estupefacientes

Del mismo modo los policías descubrieron tres pistolas, dos de ellas envasadas al vacío y con apariencia de haber permanecido enterradas, diferente munición del calibre 9 mm, y de los calibres 7,62x51 y 5,56x45 (considerada munición de guerra), una carabina y dos grilletes.

Los detenidos, con edades comprendidas entre los 37 y 42 años y de nacionalidad española, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Alicante, que decretó el ingreso en prisión de dos de ellos.