EFEValència

Agentes de la Guardia Civil de Benigànim han detenido a una mujer de 23 años acusada de hurtar en la casa en la que trabajaba como asistenta en este municipio valenciano de numerosas joyas valoradas en más de 2.500 euros.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, el pasado lunes, una persona denunció el robo de varios colgantes, pulseras, pendientes y anillos en su domicilio.

Las primera pesquisas apuntaban a que la autora del robo podía ser una mujer que trabajaba en la vivienda de la perjudicada.

Al día siguiente, los agentes localizaron a la sospechosa cuando circulaba con su vehículo, y le dieron el alto reglamentario.

Al ser identificada, facilitó datos falsos "con la clara intención de hacerse pasar por otra persona", y, tras un exhaustivo registro del vehículo, se hallaron en él varias joyas sin que la joven pudiera justificar su procedencia.

Además, una vez que se verificó su verdadera identidad, se comprobó que carecía de permiso de conducir.

En el registro del domicilio de la chica, se halló parte de las joyas sustraídas, con un valor total de más de 2.500 euros.

La Guardia Civil de Benigánim procedió entonces a la detención de la sospechosa, de nacionalidad española, por un delito de hurto y otro contra la seguridad vial, y las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Onteniente.