La Policía Nacional ha detenido a 30 personas de las que sospecha que integraban una organización delictiva dedicada a amañar parejas de hecho en Sagunto (València), para regularizar a inmigrantes de origen magrebí, a quienes vinculaba con mujeres españolas.

La red promovía la formación de falsas parejas de hecho entre mujeres españolas e inmigrantes varones para que éstos últimos, previo pago de entre 8.000 y 12.000 euros, pudieran regularizar su situación legal, y contaba con una fuerte implantación en Sagunto y con ramificaciones en Marruecos, Bélgica, Francia e Italia, por lo que EUROPOL desplazó a la localidad valenciana una oficina móvil para facilitar la coordinación entre países, según una nota de la Policía.

Varias empresas y gestorías ubicadas en Sagunto daban soporte y cobertura a la actividad ilegal de la red, dando de alta a mujeres que estaban dispuestas a simular las uniones de hecho, sin convivencia real y a cambio de 3.000 euros.

Los agentes llevaron a cabo ochos registros en inmuebles situados en la provincia de Valencia y se incautaron de 10.775 euros en efectivo y numerosas joyas.

La investigación comenzó cuando la Policía Nacional tuvo conocimiento de posibles irregularidades en unos expedientes de solicitud de autorización de residencia mediante uniones de hecho tramitados en la localidad de Sagunto.Tras varias gestiones, los agentes pudieron determinar la existencia de una organización criminal dedicada las falsas uniones de hecho para inmigrantes.

Los dos máximos responsables del entramado criminal -un español y un francés, ambos de origen marroquí- eran propietarios de varias empresas en Sagunto. En esas empresas eran dadas de alta como trabajadoras las mujeres que habían sido captadas por otros dos miembros de la organización, todos ellos detenidos. EFE