EFECastelló

La Guardia Civil ha detenido a seis personas e investigado a otras tres como supuestas autoras de tres delitos de robo con fuerza tras sustraer cobre y azulejos valorados en más de 40.000 euros en dos empresas de cerámica de la localidad de Moncofa (Castellón).

Según un comunicado de la Guardia Civil, los presuntos autores utilizaban ropa de trabajo y cascos con logotipos similares a los empleados por las sociedades perjudicadas, con el fin de pasar desapercibidos y pasear sin sospecha por las instalaciones, mientras hacían el reconocimiento del lugar para posteriormente llevar a cabo el robo planificado y poder transportar los objetos sustraídos.

En el marco del Plan nacional contra el robo de cobre para prevenir toda actividad ilícita relacionada con el hurto y su comercialización, los guardias civiles iniciaron durante el mes de octubre del pasado año una investigación a raíz de la sustracción de una bobina de cobre de gran volumen y peso del interior de una empresa de cerámica.

Los presuntos autores accedieron a otra de las empresas de la localidad durante el mes de diciembre para sustraer una muestra de baldosas, lugar donde acudieron de nuevo en el mes de febrero y, tras inutilizar las cámaras de vigilancia y tratar de sustraer gran cantidad de los mismos azulejos, fueron sorprendidos con el material cargado en la furgoneta y huyeron del lugar dejando el vehículo en la nave.

Asimismo, durante el mes de enero de este año, intentaron retirar de otra empresa una bobina de cobre, sin poder consumar el robo.

Según las mismas fuentes, los autores cometían los delitos accediendo a las instalaciones de las empresas a plena luz del día, cuando aprovechaban el cambio de turno para inspeccionar el lugar y observaban dónde se encontraban los materiales que eran objeto de interés, las cámaras de vídeovigilancia, así como la maquinaria necesaria para transportar lo sustraído.

Las pesquisas realizadas llevaron a la Guardia Civil hasta varias personas de la localidad de Burjassot (Valencia), que contaban con conocimiento, medios y logística necesaria para llevar a cabo este tipo de hechos delictivos.

De este modo, la Guardia Civil obtuvo pruebas evidentes de la estructura y coordinación del grupo criminal procediendo a la detención de seis varones y la investigación de tres mujeres, todos ellos de edades comprendidas entre los 35 y 56 años, como supuestos autores de tres delitos de robo con fuerza, un delito de hurto, un delito de pertenencia a grupo criminal y un delito de simulación de delito.

La actuación ha sido realizada por efectivos del Equipo ROCA de la Guardia Civil de Burriana, cuyas diligencias han sido entregadas en los Juzgados de Nules.