EFEAlicante

La Policía Nacional ha detenido al sospechoso de la muerte de un hombre de 81 años cuyo cadáver fue hallado con signos de violencia el pasado 29 de junio en un domicilio de la ciudad de Alicante.

Según ha informado la Policía en un comunicado, la detención del presunto homicida, acusado también del robo violento a su víctima, ha tenido lugar en Granada tras seguir su rastro a partir de unas huellas digitales encontradas en el lugar de los hechos.

Tras el crimen, agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante investigaron primero el entorno más próximo del fallecido, que no residía habitualmente en esta ciudad, sino que venía a pasar cortas temporadas en un piso de su propiedad, donde fue hallado muerto.

Tras reconstruir sus últimos días y horas de la víctima, los policías concluyeron que paseaba habitualmente por las mismas zonas de la ciudad, donde "entablaba conversación fácilmente con distintas personas".

Averiguaron también que, momentos antes de su muerte, la víctima se encontraba "acompañada por al menos una persona que no hablaba bien el idioma español".

La Brigada de Policía Científica de Alicante obtuvo distintas muestras lofoscópicas y biológicas en el domicilio escenario del homicidio, e identificó dos huellas dactilares que se correspondían con un varón de 28 años de nacionalidad rumana.

Al parecer, este hombre huyó a Marsella (Francia) en autobús dos días después de cometerse el homicidio.

Tiempo después, fruto de la colaboración policial con agentes de la Jefatura Superior de Andalucía Oriental se localizó al investigado en un barrio de Granada, los investigadores de Alicante se trasladaron a esta ciudad y detuvieron a esta persona, el pasado día 4 de octubre.

El Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Granada decretó luego su inmediato ingreso en prisión.