EFEGuardamar del Segura (Alicante)

Agentes de la Guardia Civil ha detenido en la zona de ocio de la localidad alicantina de Guardamar del Segura a un hombre de 64 años jubilado que portaba consigo una veintena de dosis de cocaína preparadas para distribuir.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, el arresto tuvo lugar el 9 de junio, cuando los agentes observaron en la calle Luis Rivera de esta localidad a un hombre cuya actitud les "llamó la atención" porque "no paraba de dar vueltas en su coche" por la zona, en la que se concentran diversos bares y una sala de apuestas.

Transcurridos unos minutos, el sospechoso "se bajó del turismo y deambuló por las calles cercanas, regresando momentos después a su vehículo".

Poco después, los agentes procedieron a identificarle, le cachearon y encontraron entre sus pertenencias un bote metálico en el que portaba 15 bolsitas plásticas de cocaína preparadas para su distribución inmediata.

Además, en el registro de su vehículo hallaron 3 dosis más, así como 243 euros en billetes pequeños, al parecer de la recaudación de ventas recientes de esta droga.

Del mismo modo, en el posterior registro del domicilio del detenido la Guardia Civil intervino material utilizado para la manipulación y dosificación de la sustancia estupefaciente, así como diversas cartillas bancarias "con saldos considerables".

El hombre, que vendía la droga en zonas de ocio "pasando totalmente desapercibido debido a su edad", está acusado de un presunto delito contra la salud pública, por tráfico de drogas.

Tras pasar a disposición de la autoridad judicial, ésta ha decretado su ingreso en prisión provisional, a la espera de juicio.