EFETorrevieja (Alicante)

Un guardia civil que estaba fuera de servicio ha detenido en Torrevieja a un hombre de 31 años que, presuntamente, acababa de robar en un local, según un comunicado del instituto armado.

Los hechos sucedieron la noche del miércoles al jueves de esta semana, cuando unos "intensos golpes", provenientes de la vía pública, despertaron al agente, destinado en el Puesto Principal de la Guardia Civil de Torrevieja, quien, al asomarse a la calle, "observó a un hombre reptando bajo la persiana de un establecimiento y portando una caja negra en sus brazos", relata la nota de prensa.

El agente salió de su domicilio rápidamente para intentar evitar que el sospechoso consumase el robo con fuerza.

Al verle, el presunto ladrón, aun sin saber que se trataba de un guardia civil, salió huyendo del lugar, aunque fue finalmente interceptado.

Al ser alcanzado, el hombre opuso gran resistencia a ser detenido por el agente, a quien causó una fractura de radio.

Seguidamente, se presentó en el lugar una patrulla en servicio de seguridad ciudadana de la Guardia Civil de Torrevieja, que se hizo cargo de la custodia del presunto autor del robo.

El agente recuperó la totalidad de los efectos sustraídos -una caja registradora con 120 euros en efectivo en su interior y varios recibos de venta-, los cuales fueron entregados a su propietario.

El arrestado, de nacionalidad española, ya ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Torrevieja, que ha decretado su puesta en libertad a la espera de juicio. EFE

1011268

jeg/gra