EFEAlicante

Un repartidor de comida rápida ha sido detenido en Alicante por, presuntamente, vender sustancias estupefacientes mientras trabajaba, tras serle intervenidos 22 gramos de marihuana y 52 gramos de cocaína, según un comunicado de la Policía Nacional.

El arrestado supuestamente aprovechaba los repartos de comida en moto para vender la droga entre sus compradores en la zona de ocio del centro de la capital alicantina sin levantar sospechas, según la misma fuente.

El sospechoso, de 37 años y origen dominicano, está acusado de un presunto delito de tráfico de drogas y desempeñaba su trabajo en un céntrico establecimiento comercial de la ciudad.

Cuando tenía los pedidos de comida cargados, salía del local con su moto y aprovechaba esa circunstancia para quedar con los compradores y venderles la droga que les tenía preparada, una transacción que apenas duraba escasos segundos.

El pasado martes, los agentes organizaron un dispositivo policial que concluyó con la detención del repartidor, al que intervinieron 22 gramos de marihuana y 52 gramos de cocaína, señala la nota de prensa.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo de Investigación de la Comisaría de Distrito Norte de Alicante.