EFEValència

Agentes de la Policía Nacional han detenido en València este martes a un hombre de 38 años como presunto autor de hasta 142 delitos de robo con fuerza, cometido en su mayoría desde el pasado mes de enero en establecimientos, trastero y vehículos en los distritos valencianos de Marítim, Russafa y Patraix.

La detención de este hombre, de nacionalidad española, se produjo este martes, cuando el sospechoso forzó dos establecimientos comerciales de la ciudad y fue localizado por los agentes con varios de los efectos que habrían sido sustraídos, valorados en un total de 2.000 euros, entre ellos un televisor de grandes dimensiones.

En el momento del arresto también se le intervino un destornillador y un pico de loro, objetos que utilizaba para cometer estos delitos.

Las investigaciones de los agentes del Grupo de Robos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valencia han permitido imputarle hasta 142 robos con fuerza cometidos en la capital del Turia, la mayor parte a lo largo de este año.

Las sustracciones se producían sobre todo en el distrito de Marítim, pero también en Russafa y Patraix, tanto en comercios, como en trasteros o vehículos.

El arrestado, con cerca de setenta detenciones por hechos similares, ha pasado a disposición judicial, decretándose su puesta en libertad.

Fuentes policiales han indicado que continúan las investigaciones, por lo que no se descarta que se le puedan imputar más delitos contra el patrimonio.