EFERojales (Alicante)

La Guardia Civil ha detenido al presunto autor de varios robos ocurridos en el casco antiguo de Rojales (Alicante), cuya "gran habilidad" era escalar muros de hasta cuatro metros de altura y que sustraía objetos de escaso tamaño porque después los tenía que cargar a pie al carecer de vehículo propio.

El arrestado, un español de 33 años y con antecedentes policiales, está acusado de seis delitos de robo y un hurto. Su domicilio está ubicado en el casco antiguo de Rojales, desde donde salía andando para, presuntamente, llevar a cabo los robos en viviendas y comercios en esa zona, que "conocía perfectamente", según un comunicado del instituto armado.

El modo de actuar que "mejor le funcionaba, debido a su gran destreza, era escalar muros que podían tener una altura considerable, de entre 3 o 4 metros", aunque también "se podía servir de una pata de cabra para romper puertas y acceder al interior de las casas o locales, según la misma fuente.

Los robos cuya autoría se le atribuye comenzaron durante la fase de confinamiento por la crisis sanitaria de la covid-19 y los objetos sustraídos no eran de gran tamaño, por lo que podían ser trasladados fácilmente para después venderlos.

El análisis de las grabaciones obtenidas de unas cámaras de seguridad situadas en un punto cercano a uno de los robos permitió la identificación y el arresto del presunto ladrón, quien, tras prestar declaración, ha quedado en libertad con la obligación de presentarse cuando sea requerido por la autoridad judicial.