EFEValència

La Policía Nacional ha detenido en Valencia a tres hombres como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza y receptación, tras localizar en un furgón y en una nave industrial gran cantidad de herramientas -algunas valoradas en 2.500 euros- sustraídas de contenedores de obra y del interior de vehículos de empresas dedicadas a reformas.

Las detenciones de los tres hombres -de entre 23 y 36 años de edad- se han producido en el marco de una operación policial, llevada a cabo por el grupo de Robos de Valencia, en colaboración con el grupo de Medio Ambiente de la Unidad Adscrita a la Comunitat Valenciana, según han informado fuentes policiales.

Las investigaciones se iniciaron tras localizar una furgoneta cargada con multitud de herramientas, sin ofrecer los propietarios del vehículo fiabilidad sobre su legítima procedencia.

Los agentes registraron tanto el furgón sospechoso como una nave ubicada en una localidad de la comarca valenciana de l’Horta, donde localizaron e intervinieron una gran cantidad de herramientas, así como dos aparatos empleados para abrir las puertas de los vehículos, además de la furgoneta donde fue hallado parte del material. Alguna de las herramientas recuperadas tienen un valor de hasta 2.500 euros.

Ante tales hechos, los investigadores detuvieron como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza y receptación a los dos propietarios de la empresa donde fue localizado el material sustraído, así como a un tercer hombre que se encontraba en el interior de la misma en el momento de efectuarse el registro. Los detenidos, dos de ellos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.

Tras las gestiones oportunas, los policías han logrado esclarecer con esta operación al menos cinco robos con fuerza, cometidos en la ciudad de Valencia y en localidades como Burjassot, Torrent, Alfafar y Oliva, así como devolver parte del material a sus legítimos propietarios.

A uno de ellos se le han entregado herramientas que le habían sustraído cuyo valor total asciende a unos 60.000 euros. Se continúan las gestiones para localizar a todos los posibles afectados y no se descarta que se resuelvan más robos con fuerza.

Los detenidos se habían especializado en la sustracción de maquinaria y herramientas de obra y para ello cometían robos tanto en contenedores de obra como en vehículos de empresas dedicadas a la reforma. Forzaban las cerradoras de los vehículos y almacenaban las herramientas en una nave para posteriormente venderlas, presuntamente, en el mercado negro.