EFEValència

La Policía Nacional ha detenido en València a un hombre y una mujer, ambos de 45 años, como supuestos autores de un delito de malos tratos en el ámbito familiar provocados a su hijo, un menor de 12 años, que presentaba lesiones producidas con un cinturón.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat Valenciana en un comunicado, las heridas que presentaba el niño en los antebrazos alertaron a los docentes de su centro educativo, que avisaron a la Policía.

Los hechos se produjeron la pasada semana, cuando los agentes fueron avisados por la sala del 091 para que acudiesen a un colegio de València. En ese momento el menor se encontraba acompañado de su madre, que se encontraba muy nerviosa, han indicado las mismas fuentes.

Una vez llegaron al centro, los policías se entrevistaron con el director y el jefe de estudios, quienes manifestaron que ese mismo día la tutora de un niño se había percatado que este presentaba unas lesiones en los antebrazos y al preguntarle por su origen, el menor manifestó que se había caído, sin resultar creíble a la docente, por lo que dio cuenta al equipo directivo.

Desde el centro avisaron a la madre del menor, que tras acudir allí admitió que ella misma le había provocado las lesiones al pegarle con un cinturón. Por este motivo, desde el colegio avisaron rápidamente a la Policía Nacional.

Los agentes, tras realizar las comprobaciones oportunas, detuvieron a la progenitora como presunta autora de un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Los agentes averiguaron que las agresiones se producirían con cierta frecuencia, tanto por parte de la madre como del padre, ya que ambos golpeaban presuntamente al menor con las manos u objetos por diferentes partes del cuerpo cuando lo castigaban por algún motivo.

Los agentes del Grupo de Menores (GRUME) de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valencia, que se hicieron cargo de las investigaciones, también arrestaron al padre como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Los dos detenidos, sin antecedentes policiales, han pasado a disposición del juez, que ha decretado una orden de alejamiento para ambos respecto del menor.

El niño ha quedado bajo la tutela de un familiar cercano, han informado las mismas fuentes. EFE

jfg