EFEAlicante

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Elche (Alicante) a un fugitivo de la justicia, de 40 años, sobre el que pesaban trece órdenes de detención e ingreso en prisión dictadas por diferentes juzgados.

Los delitos por los que era reclamado el arrestado eran lesiones, malos tratos en el ámbito familiar y un gran número de estafas, según un comunicado policial.

Tras conocer la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta adscritos a la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Elche de que el investigado pudiera encontrarse en la ciudad, establecieron un dispositivo especial que culminó con la detención de dicha persona que lleva varios años evadido de la justicia.

Al arrestado, un varón de 40 años de nacionalidad española y que en la actualidad se encontraba en paradero desconocido, le constaban un total de 13 reclamaciones judiciales, 10 de ellas por delitos de estafas, relacionadas con la compra y venta de vehículos.

Los agentes, iniciaron una ardua investigación con el fin de localizar a esta persona, a sabiendas de su complejidad porque el investigado mostraba una movilidad nómada y no residía en un domicilio fijo, con el fin de dificultar la labor policial y continuar como prófugo de la justicia.

Finalmente, gracias a las minuciosas indagaciones policiales, los investigadores obtuvieron indicios suficientes y averiguaron que la persona reclamada tenía intención de trasladarse a Elche para realizar trámites relacionados con la compraventa de vehículos, actividad que, conocido su modus operandi, presumiblemente podría enmascarar la comisión de alguna estafa.

Con esta información recopilada, los agentes organizaron un dispositivo policial que concluyó con la localización y el arresto de esta persona, que fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de la misma localidad, que decretó de inmediato su ingreso en prisión.